Las maravillas que me encontré en México

AVENTURA por el MUNDO

Las maravillas que me encontré en México

Seis semanas de un viaje que empezó en DF y continuó por Oaxaca, Chiapas y Yucatán hasta Quintana Roo

Estas son solo algunas de las maravillas que fuimos encontrando a nuestro paso por el increíble México. Seis semanas de un viaje que empezó en DF y continuó por Oaxaca, Chiapas y Yucatán hasta Quintana Roo.


1. Los cenotes

Quizás era uno de los puntos más esperados de México. Tanto fue así que preparamos un trayecto que bautizamos “La Ruta de los Cenotes” cuando recorrimos las península del Yucatán. Desde Mérida hasta Tulum, pasamos por todos los cenotes que aparecían a nuestro paso. Nos perdimos muchos, casi todos en realidad, concretamente unos 6000, pero no teníamos tiempo para más. Para los que no lo sepan, los cenotes del Yucatán son formaciones geológicas de origen kárstico y están asociados al impacto del meteorito que causó la extinción de los dinosaurios.

El agua de la lluvia que se filtra en este terreno va disolviendo la roca caliza formando grutas subterráneas. Con el tiempo aumentan de tamaño hasta que la cúpula colapsa y se abren al exterior.

Cenote Xcanché, Valladolid

Cenote Xcanché, Valladolid

Empezamos por los tres cenotes de Cuzamá a nuestro paso por Mérida. Cuando fuimos a Chichén Itzá conocimos el Cenote Sagrado y pudimos bañarnos en Ik kil cuando los turistas regresaban a Cancún. Haciendo base en Valladolid llegamos hasta Samulá y Xkeken y durante la visita a las ruinas mayas de Ek Balam nos desviamos hasta Xcanché. En la semana que pasamos recorriendo la costa de Tulum llegamos hasta la playa de Xcacel, donde nos bañamos en el cenote Xcacelito y aprovechando la vuelta, pudimos visitar el mismo dia Dos Ojos y el Gran Cenote.

2. Ruinas Mayas

Es uno de los principales atractivos del país, junto con las playas tropicales de Riviera Maya. El Juego de la Pelota, sacrificios humanos, ceremonias de astronomía, templos ocultos en la jungla, cenotes sagrados…los yacimientos mayas son el reflejo milenario de una civilización rodeada de misterio y exotismo. Desde los grandes templos de Palenque con solo un 2% explorado hasta el gran ciudad de Chichén Itzá, pasando por las pirámides de Uxmal y los pequeños recintos arqueológicos de Ek Balam y las ruinas de Tulum. A medida que subíamos por el Yucatán íbamos aprendiendo de la cultura maya en cada yacimiento que visitamos.

Chichén Itzá, México

Chichén Itzá, México

3. El Pueblo más Mágico de Chiapas

San Cristóbal de las Casas es una de las visitas más obligadas del México colonial. Situado a 2000 metros en las montañas del estado de Chiapas, es hogar de diversos grupos indígenas de antepasado maya. Centro cultural, artesano y cosmopolita sigue manteniendo la esencia tradicional de la época colonial y las comunidades mayas de la región. Además, San Cristóbal supone la base perfecta para conocer la riqueza natural del estado. Debido a su diversidad climática, Chiapas alberga paisajes espectaculares entremezclados con yacimientos arqueológicos y comunidades singulares como San Juan Chamula.

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México

 

4. Las playas de Quintana Roo 

Son las playas con las que sueñas en el trabajo los días de calor. Palmeras combadas hacia el mar, kilómetros de arena blanca y aguas cristalinas de color turquesa que esconden la segunda barrera de coral más grande del mundo. Desde Cancún hasta Laguna Bacalar en la frontera con Belice, se extienden más de 400 km de playas tropicales de postal. Por esta razón, las dos últimas semanas del viaje las dedicamos a Riviera Maya. Aquí pasamos largos días de buceo, tumbados en hamacas de palmera viendo a los pelícanos y flamencos sobrevolar la costa caribeña cuando se ponía el sol.

Tulum, Riviera Maya. México

Tulum, Riviera Maya, México

 

5. Holbox

La Isla de Holbox, fue sin duda uno de los mejores paraísos del viaje. Situada en la costa noreste de la península del Yucatán, es uno de los destinos más vírgenes de México donde no ha llegado el turismo en masa. Cuenta con 42 km de costa intacta bordeada de arrecife y un pequeño pueblo con calles de arena y restaurantes de marisco fresco. Por su peculiar situación entre el Golfo de México y el Mar Caribe y la presencia de lagunas de agua dulce que se extienden por la costa, Holbox presenta un ecosistema único de flora y fauna que sirve de refugio a numerosas aves migratorias en peligro de extinción. Asimismo, en los meses de junio a septiembre, docenas de tiburones ballena pueden verse cerca de sus costas emergiendo a primera hora del día para alimentarse de plancton.

Isla Holbox, México

Isla Holbox, México

 

6. El Cañón del Sumidero

Una vez más Chiapas nos volvió a sorprender con una de las maravillas más espectaculares de México. El Cañón del Sumidero es una estrecha garganta que llega hasta los 1000 m de altura en algunos puntos del desfiladero. Contratamos la excursión desde SCC por 300 pesos y remontamos el Río Grijalba en lancha rápida desde Chiapa de Corzo hasta la Presa “Chicoasén”. Además de sus paredes verticales, el Cañón da cobijo a especies fascinantes como monos araña, cocodrilos y jaguares que pueden verse desde el agua. Es tan imponente que aparece en la bandera de Chiapas y estuvo nominado para las “7  Nuevas Maravillas Naturales”.

Parque Nacional Cañón del Sumidero. México

Parque Nacional Cañón del Sumidero, Chiapas, México

 

7. Tiburón ballena

A pesar de no ser únicos de la costa mexicana, Holbox y Filipinas son las zonas tropicales donde mayor concentración se observa durante su migración anual. El tiburón ballena es el pez más grande del mundo llegando a alcanzar los 18 metros. El tour que contratamos por 1400 pesos, salía de Holbox a las 5.30 am para llegar al área de alimentación cuando los tiburones emergen de las profundidades para comer plancton.

Una vez allí, docenas de aletas dorsales sobresalían del mar entre turistas y barcos. Nos tiramos al mar con el equipo de esnórquel y flipamos. Allí estaban. Varios tiburones pasaban a nuestro lado con la boca abierta para filtrar el agua, venían bajo nosotros verticalmente y nos esquivaban antes de llegar a la superficie. Eran tan grandes y pasaban tan cerca que no abarcábamos a verlos enteros con las gafas de de buceo. Entre ellos, mantas gigantes giraban sobre sí mismas con la boca abierta. No exagero si os digo que fue una de las experiencias más increíbles de mi vida.

Tiburón ballena, México

Tiburón ballena, México

 

8. Costa de Oaxaca

Llegamos a Huatulco directos desde DF y contratamos un bungalow frente al mar en la playa de Zipolite. Durante seis días recorrimos en moto de alquiler la recortada costa del Pacífico desde Mazunte hasta Puerto Ángel. Contramos un tour de esnórquel para ver tortugas y delfines, vimos el atardecer en Punta Cometa y pasamos horas buceando en Estacahuite. Por las noches bajábamos al adoquín de Zipolite a cenar en los restaurantes de auténtica comida oaxaqueña. Todavía aislada del turismo masificado, la costa de Oaxaca fue un gran descubrimiento en cuanto a belleza y tranquilidad, playas salvajes y amabilidad local.

Playa Estacahuite, Oaxaca, México

Playa Estacahuite, Oaxaca, México

 

9. Las cascadas chiapanecas

Una de las excursiones que hicimos por libre desde San Cristóbal fueron las Cascadas de Chiflón. El impresionante recorrido pasa junto a 5 cascadas hasta llegar a lo más alto donde encuentra el Velo de Novia, con una caída de 70 metros. La peculiaridad es el increíble color azul de las pozas y piscinas naturales que se van formando por el cauce. Esto es debido a la roca caliza blanca que forma el lecho del río. Cuando los rayos del sol penetran en el agua y llegan a la roca blanca, esta absorbe todos los colores del espectro excepto el azul que es reflejado de vuelta a la superficie generando ese característico color del agua.

cascadas

Conjunto de Cascadas El Chiflón, Chiapas, México

Además, en nuestra ruta hacia Palenque desde SCC tuvimos la oportunidad de visitar y bañarnos en las cascadas de Misol HaAgua Azul, donde se produce el mismo fenómeno de color.

 

10. Teotihuacán

Sin duda la mejor escapada que puedes hacer por libre desde Ciudad de México. Teotihuacán es hoy en día el reflejo de una de las ciudades prehispánicas más grandes de Mesoamérica. Además del yacimiento arqueológico más visitado de México por delante incluso de Chichén Itzá. Su origen étnico aún se encuentra bajo estudio de investigación. El recinto alberga la tercera pirámide más grande del mundo por detrás de Keops y Kefren en Egipto. Por lo que subir a lo más alto de las Pirámides del Sol y la Luna representa una experiencia única para todos los viajeros que llegamos hasta la capital mexicana. Ambas pirámides se encuentran conectadas por una avenida de piedra conocida como “La Calzada de los Muertos”. La antigua ciudad se asienta en un gran valle de la cuenca de México a 2300 metros de altitud.

Se puede llegar fácilmente en transporte público desde Ciudad de México. Los buses salen cada hora desde la Terminal del Norte y te dejan en la misma entrada de Teotihuacán.

Yacimiento arqueológico de Teotihuacán, México

Yacimiento arqueológico de Teotihuacán, México

 

11. La barrera de coral

En mi opinión en una de las mejores joyas del caribe mexicano. Es la segunda barrera de coral más grande del mundo bordeando la Riviera Maya desde Isla Contoy hasta Honduras. Además, desde la misma costa puede verse como las olas rompen contra la barrera a poca distancia de la playa. Alberga una increíble biodiversidad de corales y especies en peligro de extinción. Forma parte del hábitat natural del tiburón ballena y actúa de refugio para varios tipos de tortugas marinas que acuden a sus playas para desovar. Su conservación y protección también es responsabilidad de todos los que buceamos en el arrecife. Para ello, es necesario acudir a centros especializados y homologados para ejercer un turismo sostenible y responsable.

Tortuga marina de la gran barrera, Riviera Maya, México

Tortuga marina de la gran barrera, Riviera Maya, México

 

5 Comments

  • Hibiscus & Nomada

    Nadaste con el tiburon ballena!!!! Yo tambien!!!! Increible no? Ayyy no manches guey (o tio como lo dicen en España), que lindas tus fotos y videos!!!

    30 septiembre, 2016 at 22:31
    • David
      David

      Si, tuve la suerte de estar en Holbox en los meses de migración. Es una de las mejores experiencias del mundo verdad??. Tu lo hiciste desde Holbox o Isla Mujeres?. Cada año aparecen en un lugar distinto, este verano lo hacían cerca Isla Contoy por lo que tardamos unas dos horas en llegar allí. Un saludo

      1 octubre, 2016 at 12:40
  • Marga

    Como viajar a Cancún sin gastar un riñón? Llevo meses intentándolo y cada mes es más caro! A ver si lo consigo en enero, estaré encantada de escuchar tus consejos. Un saludo

    7 octubre, 2016 at 0:59
  • Rosa Jurado

    Me encanta, me encanta y me encanta!!!! Me ha faltado la costa de Oaxaca, y ampliar un poco más desde Tulum hacia el Sur… pero todo se andará, quizás en una ruta hacia Belice y Guatemala.! Un besazoooo desde Valencia.

    13 octubre, 2016 at 12:27
    • David
      David

      Muchísimas gracias Rosa!! tu si que sabes. Un beso enorme, te esperamos en Barcelona cariño.

      16 octubre, 2016 at 22:57

LEAVE A COMMENT